Biopsia endomiocárdica

Es un procedimiento seguro y sencillo, que consiste en la extracción de muestras de endocardio y miocardio a través de una pinza que abre una mandíbula de acero en su porción distal. Se toman varias muestras de la región septal apical del ventrículo derecho, lo que evita la perforación de las delgadas paredes de la cámara.
Algunas de sus indicaciones son: diagnóstico de rechazo en pacientes transplantados, toxicidad por doxorrubicina, cardiomiopatías, miocarditis, etc.