Cateterismo cardíaco en las cardiopatías congénitas


COMUNICACIÓN INTERAURICULAR:
Es una de las cardiopatías congénitas que se ve con más frecuencia en el adulto. Existen básicamente 3 tipos de CIA: a) Ostium Secundum, la cual se localiza en la zona de la fosa oval, b) Ostium Primum, la cual es más baja, a nivel de las válvulas aurículo-ventriculares y c) Tipo seno venoso, cercana al origen de vena cava superior, y más raramente a la vena cava inferior. También está descrito un defecto relacionado con la desembocadura del seno coronario (FIGURA 11). Los pacientes se presentan en edad adulta con soplo sistólico, desdoblamiento fijo del R2 y BCRD en el electrocardiograma. La placa de tórax tiene signos de hiperflujo característico en los campos pulmonares periféricos y gran desarrollo del ardo medio en el borde izquierdo de la silueta cardíaca. Aunque se puede evaluar por doppler, en el caso de que se realice el cateterismo cardíaco en la actualidad este es un complemento de los procedimientos intervencionistas de cierre por cateterismo. Básicamente consiste en la toma de muestras de sangre en cavidades derechas e izquierdas para el análisis de los valores de PO2 y saturación, fundamentales para el cálculo del shunt. Se debe recordar que un defecto se considera significativo cuando el QP/QS es superior a 2. También se miden las presiones, con el objeto de evaluar fundamentalmente el grado de hipertensión pulmonar, la cual es severa en los casos avanzados y puede provocar la reversión del shunt de izquierda a derecha. También se realiza un estudio de las venas centrales para descartar la presencia de vena cava superior izquierda persistente u otro tipo de anomalías venosas. Luego se atraviesa el defecto y se realiza en la aurícula izquierda una inyección de contraste para observar el pasaje de sangre a la aurícula derecha. También se realiza el ventriculograma izquierdo y en el caso de los pacientes mayores de 40 años donde se considera la opción de tratamiento quirúrgico se puede realizar la coronariografía para descartar lesiones asociadas.

FIGURA 11:  TIPOS ANATÓMICOS DE CIA
 
COMUNICACIÓN INTERVENTRICULAR:
Puede ser congénita o adquirida, en el contexto de una ruptura cardíaca interna post infarto agudo de miocardio. Es un defecto congénito muy frecuente que puede estar aislado o asociado con otras patologías congénitas más complejas, como la TETRALOGÍA DE FALLOT. Puede estar localizada en el septum membranoso alto o en el septum muscular, de localización más apical. Habitualmente en la auscultación se presenta con un soplo continuo muy audible. Puede tener gran flujo (No Restrictiva) o ser de pequeño tamaño (Restrictiva). Las de gran flujo provocan con el tiempo alteraciones CIV no restrictivas es la disnea. En el cateterismo deben medirse las presiones pulmonares, realizar extracciones de sangre de las cámaras cardíacas como en la CIA y calcular el

FIGURA 12: LOCALIZACIÓN ANATÓMICA DE LA CIV
QP/QS. En el ventriculograma izquierdo se observan con claridad las CIV  musculares, mientras que en el aortograma torácico ascendente en ocasiones es la mejor proyección para observar las CIV membranosas altas, ya que habitualmente se asocian a insuficiencia aórtica (FIGURA 12). Las CIV musculares pueden cerrarse también mediante la colocación de dispositivos de cierre por vía percutánea mediante cateterismo.
 

DUCTUS ARTERIOSO PERSISTENTE:
Los pacientes con Ductus arterioso persistente se pueden presentar en la edad adulta. Esta es una comunicación entre el tronco de la arteria pulmonar y la zona de istmo aórtico en la aorta descendente, distal al final del cayado aórtico. Generalmente produce shunt de izquierda a derecha y un soplo continuo más audible en la espalda del paciente. Puede cerrarse mediante cateterismo mediante la utilización de coils o de dispositivos de cierre tipo ¨paraguas¨ (FIGURA 13).

FIGURA 13: DUCTUS ARTERIOSO PERSISTENTE


COARTACIÓN DE AORTA:
Generalmente se trata de una estenosis localizada cerca de la localización del ductus en el istmo aórtico. También puede verse como una hipoplasia del arco aórtico o como una interrupción del mismo. Los pacientes afectados con esta enfermedad son jóvenes y presentan el desarrollo prematuro de hipertensión arterial. También es posible observar múltiples vías de circulación colateral entre la aorta ascendente proximal y la aorta distal a la coartación. Esta enfermedad en ocasiones se puede corregir mediante cateterismo con la colocación de stents en la zona de la estenosis o mediante el tratamiento quirúrgico y remoción del segmento enfermo (FIGURA 14).


FIGURA 14: COARTACIÓN DE AORTA