Este procedimiento tiene indicación en pacientes sintomáticos con enfermedad Aorto-Ilíaca sospechada o arteriopatía de extremidades aguda o crónica en quienes se requiera precisar la anatomía a fin de elegir la terapéutica quirúrgica o endovascular mas adecuada. Las indicaciones más frecuentes se describen a continuación:
– Enfermedad oclusiva ateroesclerótica
– Aneurismas de territorio aortoilíaco o femoropoplíteo
– Oclusión tromboembólica
– Arteriomegalia
– Lesiones traumáticas
– Malformaciones vasculares
– Neoplasias
– Vasculitis

Última actualización